Valoración de la marcha en neurorehabilitación

El movimiento corporal humano se constituye de patrones motores complejos que requieren la interacción de todos los sistemas corporales y que a su vez se encuentran influenciados por agentes físicos, contextuales y emocionales que, en armonía, permiten el adecuado funcionamiento del ser humano en términos de salud y bienestar.                               

¿Qué es la marcha?

La marcha se define como la manera en que una persona camina o se desplaza con sus extremidades inferiores hacia el cumplimento de una meta.

Se caracteriza por el ritmo, el paso, la cadencia o el número de pasos en un minuto, la zancada y la velocidad. También puede ser definida como la locomoción en bípedo que incluye un tiempo de doble apoyo, seguido por un tiempo en el que el cuerpo está apoyado en una extremidad inferior, mientras la otra extremidad inferior se desplaza hacia adelante.

¿Cuál es el ciclo de la marcha?

El ciclo de la marcha se inicia en el momento en que el pie realiza contacto con el suelo y termina cuando el mismo pie realiza el siguiente contacto. De esta manera los principales componentes de la marcha son:

  • Fase de apoyo: cuando un pie entra en contacto con el suelo.
  • Fase de balanceo: cuando el pie pierde contacto con el suelo

La duración aproximada de cada una de las fases de la marcha es 60% para la fase de apoyo y 40% para la fase de balanceo. La velocidad de la marcha se encuentra en relación con la fase de doble apoyo, ya que a menor velocidad de la marcha mayor tiempo de fase de apoyo.

¿Cómo valoramos la marcha?

Las estrategias para la evaluación de la marcha son numerosas y favorecen la identificación de criterios cualitativos y cuantitativos, sin embargo, las estrategias de evaluación cuantitativa son las más desarrolladas ya que son objetivas y permiten la identificación de alteraciones en pacientes con diversas patologías que posteriormente permitirán la toma de decisiones clínicas con la intención de dar solución a una situación en particular.

  • Test de caminata de 10 metros (velocidad de marcha):

En este test se explica al usuario que debe recorrer una distancia de 10 metros en línea recta que estará señalizada en el inicio y el final, el terapeuta debe medir el tiempo en segundos que tarda el usuario en recorrer los 10 metros. La velocidad de la marcha mayor a 0,8 m/s se correlaciona con una buena capacidad extradomiciliaria en usuarios que han sufrido accidentes cerebrovasculares.

  • Baropodometría:

El baropodómetro electrónico es un equipo que consta de una plataforma la cual incluye sensores digitalizados que miden la presión plantar y ayudan a los profesionales de la salud en la interpretación de la postura y el movimiento humano ya que permite medir la velocidad del paso en cada una de sus fases y realizar estudios posturales.

  • Laboratorio de marcha:

Estas evaluaciones son complejas y requieren tiempo y entrenamiento por parte del personal a cargo de las pruebas. En algunos laboratorios sencillos se obtienen parámetros espaciales y temporales a través de la utilización de dinamómetros y el análisis visual sistemático. Las estrategias más utilizadas son la dinamometría, la acelerometria, el ultrasonido, la goniometría digital y los sistemas de análisis en 2D y 3D.

  • Test scale for the assessment and rating of Ataxia (SARA):

El SARA es una herramienta para evaluar la ataxia cerebelosa que identifica alteraciones en la marcha, que producen afectación en las actividades de la vida diaria. Está compuesta por ocho categorías con un puntaje acumulativo que va de 0 (sin ataxia) a 40 (ataxia más grave).

Las pruebas de marcha se caracterizan por mediciones en tiempo o distancia. De acuerdo con ello los resultados a obtener están dados en términos de distancias recorridas en un tiempo determinado o tiempo que tarda el usuario en recorrer una distancia, permitiendo el registro o la identificación de velocidad de la marcha y la cadencia.

Fisioterapia en la marcha

El objeto de estudio de la fisioterapia es el movimiento corporal humano y es la marcha el último patrón en desarrollarse aumentando las posibilidades de desplazamiento. Está altamente influenciado por factores intrínsecos del ser humano al igual que por factores medioambientales.

De acuerdo a esto su conservación guarda una estrecha relación con el nivel o grado de funcionamiento de los individuos y ello hace que las estrategias de evaluación cumplan con los criterios de rigor científico para la detección temprana de posibles alteraciones y la elección de una prueba estandarizada.

Llámanos, Nosotros Nos Encargamos Del Resto.

Haz tu cita hoy mismo para que te indiquemos qué opción es la mejor
Agenda Tu Cita