¿Qué tipos de terapia visual existen?

La terapia visual se refiere a un conjunto de técnicas y ejercicios diseñados para mejorar y corregir problemas visuales. Estos problemas pueden incluir dificultades en la coordinación de los ojos, enfoque, seguimiento visual, percepción visual, y otras habilidades visuales necesarias para el rendimiento académico y las actividades diarias. 

¿En qué situaciones es útil la terapia visual?

La terapia visual puede ser beneficiosa en una variedad de condiciones y problemas visuales. Aquí hay algunas enfermedades y condiciones en las que la terapia visual podría ser recomendada:

  • Estrabismo:

Es una condición en la cual los ojos no están alineados correctamente y apuntan en direcciones diferentes. La terapia visual puede ayudar a mejorar la coordinación de los músculos oculares.

  • Ambliopía (o «ojo vago»):

Ocurre cuando un ojo no desarrolla una visión normal durante la infancia. La terapia visual puede ayudar a fortalecer la conexión entre el cerebro y el ojo afectado.

  • Problemas de convergencia y divergencia:

Dificultades en la convergencia (mirar objetos cercanos) o divergencia (mirar objetos lejanos) pueden beneficiarse de la terapia visual para mejorar la coordinación de los músculos oculares.

  • Problemas de enfoque:

Dificultades en el enfoque, como la presbicia o la dificultad para cambiar el enfoque de cerca a lejos, pueden abordarse mediante ejercicios específicos en la terapia visual.

  • Problemas de seguimiento visual:

La terapia visual puede ser útil en casos donde hay dificultades para seguir objetos en movimiento suave o realizar movimientos oculares precisos.

  • Problemas de procesamiento visual:

Dificultades en la interpretación de la información visual pueden mejorar con la terapia perceptual-visual.

  • Síndrome de ojo seco y fatiga visual:

La terapia visual puede incluir ejercicios para aliviar la fatiga visual y mejorar la comodidad en casos de ojo seco causados por el uso prolongado de pantallas digitales.

  • Lesiones oculares y traumatismos:

Después de una lesión ocular, la terapia visual puede ayudar en la rehabilitación y recuperación de habilidades visuales. 

¿Qué tipos de terapias visuales existen?

Existen diferentes tipos de terapias visuales, que pueden adaptarse según las necesidades específicas del paciente. Algunas de las terapias visuales más comunes incluyen: 

Terapia de corrección de la visión binocular

  • Fusión:

Se trabaja en mejorar la capacidad de fusionar las imágenes de ambos ojos para formar una única imagen tridimensional.

  • Estereopsis:

La terapia busca desarrollar la percepción de la profundidad, permitiendo al paciente percibir correctamente la distancia entre objetos.

Terapia de convergencia y divergencia

  • Ejercicios de convergencia:

Actividades diseñadas para fortalecer los músculos que permiten girar los ojos hacia adentro para mirar objetos cercanos.

  • Ejercicios de divergencia:

Actividades que ayudan a fortalecer los músculos que permiten que los ojos se separen para mirar objetos distantes.

Terapia de seguimiento visual

  • Seguimiento ocular suave:

Ejercicios para mejorar la capacidad de seguir objetos en movimiento sin movimientos bruscos o saltos.

  • Seguimiento en sacadas:

Desarrollo de movimientos oculares rápidos y precisos entre diferentes puntos.

Terapia de enfoque

  • Ejercicios de enfoque cercano y lejano:

Actividades que mejoran la flexibilidad y rapidez del sistema de enfoque para adaptarse a diferentes distancias de visualización.

Terapia perceptual-visual

  • Percepción de figuras y fondo:

Ejercicios para mejorar la capacidad de identificar objetos o información importante en un contexto visual.

  • Discriminación visual:

Actividades que desarrollan la capacidad de reconocer y diferenciar detalles visuales sutiles.

Terapia de integración sensorial

  • Coordinación visual-vestibular:

Trabaja en la relación entre el sistema visual y el equilibrio.

  • Integración táctil-visual:

Fomenta la coordinación entre el sentido del tacto y la percepción visual.

¿Se puede mejorar la vista con ejercicios?

La mejora de la vista a través de ejercicios es un tema debatido en el ámbito de la salud visual. Hay diferentes opiniones y enfoques al respecto, pero es importante tener en cuenta algunos puntos:

  • Limitaciones de la anatomía ocular:

En casos de problemas estructurales, como la longitud del globo ocular, la forma de la córnea o la opacidad del cristalino, es poco probable que los ejercicios puedan revertir estos problemas de manera significativa.

  • Efectividad limitada para problemas refractivos:

Los problemas refractivos, como la miopía (visión cercana borrosa), hipermetropía (dificultad para ver de cerca) y astigmatismo, generalmente se deben a la forma del ojo y la capacidad del ojo para enfocar la luz en la retina. Aunque algunos defensores de los ejercicios visuales argumentan que ciertos ejercicios pueden ayudar, la evidencia científica sólida que respalde su eficacia es limitada.

  • Ejercicios de relajación visual:

Algunos profesionales de la salud visual sugieren ejercicios de relajación ocular para aliviar la fatiga visual, especialmente en personas que pasan largas horas frente a pantallas digitales. Estos ejercicios pueden incluir el parpadeo regular, descansos visuales y movimientos oculares.

  • Terapia visual supervisada:

La terapia visual realizada por profesionales de la salud visual capacitados, como optometristas comportamentales, puede ser beneficiosa en casos específicos, como problemas de coordinación de los ojos, seguimiento visual deficiente o problemas de convergencia.

  • Cuidado general de la salud ocular:

Mantener hábitos saludables, como una dieta equilibrada, protección ocular adecuada contra la radiación ultravioleta y visitas regulares al profesional de la salud visual, es crucial para mantener la salud ocular.

Llámanos, Nosotros Nos Encargamos Del Resto.

Haz tu cita hoy mismo para que te indiquemos qué opción es la mejor
Agenda Tu Cita