Aplicaciones neurológicas de la terapia sensorial

La terapia neurosensorial tiene su aplicación en pacientes con enfermedades neurológicas debido a que una gran parte de ellos presentan alteraciones en la integración sensorial, es decir, una respuesta inadecuada ante algún estímulo desde los órganos de los sentidos. Especialmente es útil en aquellos pacientes que debido a su enfermedad presentan dolores de cabeza de forma crónica, fatiga, niebla mental, mareos o dolor crónico. 

¿Qué personas se benefician de la terapia neurosensorial? 

Algunos trastornos neurológicos se acompañan de alteraciones en el procesamiento de la información que el cerebro percibe desde los órganos de los sentidos. El clásico ejemplo son las personas que padecen autismo, pues ellos suelen percibir los estímulos del exterior de una forma exagerada y son incapaces de suprimir cualquier tipo de estímulo

Además de las personas con autismo, algunos otros grupos de personas que pueden beneficiarse de la terapia neurosensorial son: 

  • Pacientes que se someten a cirugías dentales y maxilofaciales:

Frecuentemente durante este tipo de procedimientos puede existir dolor crónico por el daño a algún nervio y la manipulación del área. 

  • Neuralgia del trigémino:

Presentan dolor intenso en un lado de la cara ante estímulos como el aire o el tacto superficial.

  • Dolores de cabeza causados por traumatismos 
  • Disfunción vestibular:

Debido a que el equilibrio está modulado por el procesamiento del estímulo del tacto, algunas personas con alteración en la percepción de su posición pueden presentar mareos por disfunción vestibular. 

  • Autismo:

Son incapaces de suprimir estímulos y suelen presentar reacciones exageradas ante una cantidad mínima de estímulos

  • Anosmia:

Durante la pandemia de Covid-19 muchas personas experimentaron la ausencia de olfato

¿Cómo es la terapia neurosensorial? 

La percepción de estímulos está regida por la integración sensorial, la cual es el proceso en el que los estímulos externos son percibidos por el cerebro. Cuando existe un trastorno en la percepción de estímulos la persona puede percibirlos de forma exagerada como ocurre en los pacientes con neuralgia del trigémino quienes un estímulo no doloroso e incluso suave puede ser percibido como dolor intenso.

Por otro lado, algunas personas pudieran no percibir estímulos en absoluto, un ejemplo claro es la anosmia (ausencia de olfato) que presentaron algunas personas con Covid-19 durante la pandemia, en donde a pesar de tener un estímulo intenso como el olor del café o vinagre no es percibido por la persona. 

El objetivo de la terapia sensorial es lograr la modulación de la percepción de estímulos para que la persona pueda tener la mayor funcionalidad y calidad de vida posible. Esta terapia suele estar guiada por terapeutas ocupacionales y durante la terapia se establecen objetivos reales de acuerdo al problema en específico de cada persona. Posterior a esto se establece un plan que consiste en actividades que se realizarán en un periodo de tiempo determinado y posterior a esto se evalúa la evolución y las áreas de oportunidad. 

Algunas de las actividades que pueden realizarse en la terapia ocupacional son: 

  • Exposición ante algún estímulo de forma controlada y repetitiva 
  • Uso de lentes cuando existe poca tolerancia a la luz 
  • Uso de audífonos con cancelación de sonido cuando la intolerancia es a sonidos
  • Ejercicios físicos 
  • Aplicación de presión profunda 
  • Ejercicios para promover equilibrio 
  • Técnicas de relajación

Estas actividades buscan brindar mayores herramientas a la persona para poder interactuar de una forma más cómoda con el mundo que le rodea y que sea capaz de realizar todas sus actividades sin que se le sea impedido por un trastorno en la percepción sensorial.

Conclusiones

La percepción de estímulos se encuentra regulada por el procesamiento de información que obtenemos a través de los órganos de los sentidos. Cuando existe una alteración, la persona puede no percibir los estímulos o percibirlos de forma exagerada. La terapia neurosensorial tiene como objetivo regular la percepción de estímulos y brindar herramientas de adaptación para ofrecer una mejor calidad de vida a las personas que presentan algún tipo de trastorno. 

Llámanos, Nosotros Nos Encargamos Del Resto.

Haz tu cita hoy mismo para que te indiquemos qué opción es la mejor
Agenda Tu Cita