Terapia ocupacional para adultos mayores

La terapia ocupacional (TO) es una intervención de atención médica que busca ayudar a las personas a mejorar o mantener su capacidad para realizar actividades de la vida diaria, lo que puede resultar especialmente útil para los adultos mayores.

La TO se enfoca en abordar las dificultades físicas, cognitivas, emocionales y sociales que pueden limitar la capacidad de una persona para funcionar de manera independiente y llevar una vida plena y significativa.

¿Qué actividades contempla?

En el caso de los adultos mayores, la terapia ocupacional puede incluir una variedad de enfoques y técnicas, tales como:

Evaluación de las habilidades funcionales

El terapeuta ocupacional evaluará las habilidades y limitaciones del adulto mayor en relación con las actividades de la vida diaria (AVD), como vestirse, bañarse, cocinar y realizar tareas domésticas.

Adaptación del entorno

La TO puede ayudar a identificar y abordar posibles barreras en el hogar o en la comunidad, como escaleras, iluminación inadecuada o espacios difíciles de navegar. El terapeuta puede sugerir adaptaciones o modificaciones para mejorar la seguridad y la accesibilidad del entorno.

Rehabilitación y entrenamiento

Los terapeutas ocupacionales pueden enseñar y practicar habilidades específicas para mejorar la funcionalidad en las AVD, como técnicas de conservación de energía, el uso de dispositivos de asistencia (por ejemplo, bastones, andadores) o el aprendizaje de nuevas estrategias para compensar la pérdida de habilidades.

Estimulación cognitiva

La TO puede incluir ejercicios y actividades diseñadas para mejorar la memoria, la atención, la resolución de problemas y otras habilidades cognitivas, lo que puede ser especialmente útil para adultos mayores con deterioro cognitivo o demencia.

Promoción de la salud y el bienestar

Los terapeutas ocupacionales pueden ayudar a los adultos mayores a adoptar estilos de vida saludables, enseñándoles sobre la importancia de la actividad física, la nutrición adecuada y el manejo del estrés.

Participación social y recreativa

La TO puede apoyar a los adultos mayores en la búsqueda de actividades significativas y placenteras que promuevan el bienestar emocional, la interacción social y el sentido de propósito.

Manejo del dolor y las condiciones crónicas

Los terapeutas ocupacionales pueden enseñar técnicas de manejo del dolor y abordar los desafíos específicos asociados con condiciones crónicas, como la artritis, la enfermedad de Parkinson o la diabetes.

¿Qué pacientes se benefician de terapia ocupacional?

La terapia ocupacional es útil en todos aquellos pacientes que han sufrido de alguna enfermedad que les condicione a una pérdida de la función, una dependencia física o de cierto grado de discapacidad. 

La terapia ocupacional se ha implementado por ejemplo en pacientes que se encuentran en rehabilitación por adicciones, secuelas de lesiones de traumatología, enfermedades crónicas como neuropatía diabética, enfermedades neurológicas como infartos cerebrales o demencias, etc.

Sin embargo, también tiene como uno de sus principales objetivos la prevención de la pérdida de la función, lo que cobra relevancia sobre todo en pacientes geriátricos.

Impacto de la terapia ocupacional en los adultos mayores

Un medio para mantener la independencia y la función del cuerpo es continuar activo, realizando las actividades que nos gustan o incluso aprendiendo nuevos tipos de pasatiempos.

Aquí es donde obtiene relevancia la terapia ocupacional en los adultos mayores que tiene dos parejas principales. La primera es la prevención, pues se busca preservar la función mediante la actividad; y la segunda es en aquellos pacientes que ya sufren de cierta discapacidad o dependencia, pues los ayuda a fortalecerse, y encontrar herramientas para recuperar su independencia.

¿Qué tipo de actividades se realizan en la terapia ocupacional?

No todas las actividades sirven como terapia ocupacional, por lo que el asesoramiento del terapeuta ocupacional es siempre esencial. Se denomina como actividad significativa a aquella que genera un impacto positivo en el individuo. Las actividades significativas son muy variadas y la intención es que se adapten a cada paciente, como por ejemplo el baile, la carpintería, etc.

La terapia ocupacional no solamente se realiza en las clínicas y los consultorios. Si bien los centros de rehabilitación y de terapia física se encuentran acondicionados, la terapia ocupacional no necesariamente se limita a los mismos.

Por ejemplo, en caso de ser necesario, la terapia puede realizarse en el domicilio con la intención de que el paciente se encuentre en su ambiente y realice las actividades que se quieren fortalecer, como la cocina o la jardinería.

Incluso se pueden realizar terapias fuera del hogar, como en los parques o en las zonas de trabajo.

La terapia ocupacional y la rehabilitación física

La terapia ocupacional suele ir de la mano con la rehabilitación física, pues en el proceso del envejecimiento, sobre todo si alguna enfermedad está presente (como un infarto cerebral), se puede presentar debilidad muscular. 

La fusión de dichas terapias permitirá mejores y más rápidos resultados.

La terapia ocupacional se puede realizar de manera individual o grupal. Las dos tienen beneficios y ventajas. Por ejemplo, la terapia ocupacional individual se centra en aquellas condiciones que afectan directamente al paciente, mientras que la terapia grupal, mediante la implementación de actividades de recreación como diversos talleres, permite un enfoque más generalizado.

Este tipo de terapia no necesariamente debe implementarse cuando se presenta cierto grado de pérdida de la función. Como hemos visto, uno de sus pilares es la prevención, por lo que, al llegar a la tercera edad vale la pena la valoración por un especialista para saber cuándo es el mejor momento de iniciar.

Llámanos, Nosotros Nos Encargamos Del Resto.

Haz tu cita hoy mismo para que te indiquemos qué opción es la mejor
Agenda Tu Cita