¿A qué se refiere «registro bajo» en neurorehabilitación?

El término «Low Registration», o registro bajo, en el ámbito de la neurorehabilitación, se refiere a una particularidad observada en la manera en que algunas personas procesan las sensaciones provenientes del entorno.

Este concepto se enmarca dentro del modelo de integración sensorial, que es una teoría fundamental para entender cómo las personas interpretan y responden a los estímulos sensoriales.

La integración sensorial es el proceso por el cual el cerebro organiza e interpreta la información sensorial que recibe del entorno, permitiendo así generar respuestas adecuadas y adaptativas. Cada persona tiene un umbral sensorial único, el cual determina su sensibilidad a los distintos tipos de estímulos, como:

  • El sonido
  • La luz
  • El tacto
  • El movimiento, entre otros.

En el contexto de la neurorehabilitación, comprender el concepto de low registration es crucial para diseñar estrategias terapéuticas personalizadas. Los terapeutas ocupacionales, por ejemplo, utilizan esta comprensión para adaptar las actividades de tratamiento a las necesidades específicas de cada individuo, buscando formas de aumentar la sensibilidad sensorial de la persona o de modificar el entorno para que los estímulos sean más fácilmente registrables.

La terapia para personas con bajo registro puede incluir actividades que estimulen los sentidos de manera controlada y progresiva, buscando así bajar el umbral sensorial y hacer que la persona se vuelva más receptiva a los estímulos cotidianos. Esto puede incluir:

  • El uso de materiales con diferentes texturas
  • Actividades que involucren movimiento
  • Ejercicios de coordinación
  • Estrategias para manejar situaciones sensorialmente desafiantes.

¿Qué trastornos pueden diagnosticarse con este concepto?

El concepto de «Low Registration» (registro bajo) se utiliza principalmente dentro del marco de la integración sensorial, y aunque no es un trastorno en sí mismo, su comprensión es esencial para el diagnóstico y tratamiento de diversos trastornos del neurodesarrollo y condiciones neurológicas. Aquí se describen algunos trastornos y condiciones donde el concepto de low registration puede ser relevante:

  • Trastorno del Procesamiento Sensorial (TPS):

Anteriormente conocido como Disfunción de la Integración Sensorial, el TPS se caracteriza por la dificultad del cerebro para organizar e interpretar correctamente la información sensorial. Las personas con TPS pueden presentar una variedad de respuestas a los estímulos sensoriales, incluyendo el «registro bajo», donde los estímulos necesitan ser más intensos para ser percibidos. Este trastorno puede afectar a individuos de todas las edades, impactando significativamente su vida diaria.

  • Trastorno del Espectro Autista (TEA):

El TEA es una condición de desarrollo neurológico que afecta la comunicación, el comportamiento y la interacción social. Las personas con TEA a menudo experimentan sensibilidades sensoriales atípicas, incluyendo tanto la hipersensibilidad (alta sensibilidad a estímulos sensoriales) como la hiposensibilidad (low registration). La comprensión de estas particularidades sensoriales es crucial para el desarrollo de estrategias de apoyo personalizadas.

  • Trastornos de Atención:

Las personas con trastornos de atención, como el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), pueden mostrar características de low registration, ya que pueden requerir niveles más altos de estímulo para mantener su atención en tareas o situaciones específicas. La estimulación sensorial adecuada puede ser una estrategia útil para mejorar la concentración y el enfoque en estas personas.

  • Trastornos de Aprendizaje:

Los niños y adultos con trastornos de aprendizaje específicos pueden experimentar dificultades en el procesamiento sensorial, incluido el low registration, que puede afectar su capacidad para interactuar con el entorno de aprendizaje de manera efectiva. Comprender estas diferencias sensoriales permite adaptar las estrategias de enseñanza para facilitar el aprendizaje.

  • Condiciones Neurológicas:

Algunas condiciones neurológicas, como lesiones cerebrales traumáticas (LCT) o enfermedades neurodegenerativas, pueden afectar la forma en que se procesan los estímulos sensoriales, llevando a cambios en la sensibilidad sensorial, incluido el low registration. La evaluación y el tratamiento del procesamiento sensorial forman parte integral de la neurorehabilitación en estos casos.

¿Qué terapias se pueden derivar de estos diagnosticos?

De los diagnósticos asociados con el concepto de «Low Registration» y problemas relacionados con el procesamiento sensorial, se pueden derivar varias terapias y enfoques de intervención. Estas terapias están diseñadas para ayudar a las personas a mejorar su capacidad para procesar y responder a la información sensorial, facilitando así una mayor funcionalidad y bienestar en su vida diaria. A continuación, se detallan algunas de las terapias más comunes derivadas de estos diagnósticos:

  • Terapia de Integración Sensorial
  • Terapia Ocupacional
  • Terapia de Movimiento
  • Entrenamiento Auditivo
  • Terapias Conductuales y Cognitivo-Conductuales
  • Modificaciones Ambientales
  • Tecnología Asistiva

Cada una de estas terapias puede personalizarse para abordar las necesidades únicas de la persona, basándose en una evaluación detallada de sus fortalezas y desafíos individuales en el procesamiento sensorial. La colaboración entre profesionales, familias, y los propios individuos es fundamental para desarrollar un plan de tratamiento efectivo que apoye el desarrollo, la participación y el bienestar general.

Llámanos, Nosotros Nos Encargamos Del Resto.

Haz tu cita hoy mismo para que te indiquemos qué opción es la mejor
Agenda Tu Cita