Objetivos de la terapia ocupacional infantil

El objetivo general es maximizar el potencial individual del niño en su entorno más cercano (domicilio, escuela, etc.) mediante el uso de actividades terapéuticas.

Favorecer un entorno lo más seguro, accesible y facilitador posible, así como informar y asesorar a la familia y al contexto más inmediato del niño sobre las pautas de manejo ante determinadas circunstancias, sobre las adaptaciones y ayudas técnicas necesarias para eliminar o disminuir las posibles barreras.

¿Qué es la terapia ocupacional?

Es la utilización terapéutica de las actividades de la vida diaria; autocuidados, productivas y de ocio en personas que se encuentran limitadas (por un trauma físico, psíquico o enfermedad, disfunción psicosocial, dificultades en el desarrollo o el aprendizaje, pobreza y diferencias culturales o por el proceso de envejecimiento), con la finalidad de mejorar la independencia, prevenir la discapacidad, mejorar el desarrollo y mantener la salud.

Se incluye la adaptación de tareas y/o la intervención en el ambiente para lograr la máxima independencia y mejorar la calidad de vida. El objeto de estudio de la TO es el análisis de la relación entre la persona, la ocupación y el entorno, con el fin de conseguir un desempeño óptimo en todas las etapas del ciclo vital.

¿Qué papel juega el terapeuta ocupacional en los trastornos neuropsicológicos?

El trabajo del terapeuta ocupacional pediátrico intenta abordar las limitaciones presentes y futuras, optimizando y favoreciendo una maduración y un progreso adecuados en el niño. Se busca proveer un desarrollo neurofisiológico, emocional y social funcional adecuado, con la prevención de la discapacidad cognitiva.

Los pacientes son derivados a terapia ocupacional mediante un informe que realiza su pediatra, médico de atención primaria u otro especialista como el neuropediatra. En el informe consta de: nombre, edad, diagnóstico y razón de la derivación del niño.

Los servicios de terapia ocupacional se ofrecen en el ámbito hospitalario, ambulatorio y a domicilio.

La evaluación en terapia ocupacional

El proceso de evaluación de la terapia ocupacional en pediatría es único, debido a que los familiares del niño son tan importantes para el proceso de evaluación como el propio niño.

El propósito principal de la evaluación es determinar el grado de funcionamiento y establecer necesidades de programación. El primer contacto con la familia tiene lugar en el momento de la consulta, en el que el profesional, mediante una actitud de escucha, recoge las preocupaciones, los proyectos, las expectativas y las dificultades que los padres van a ir exponiendo respecto a su hijo y a sí mismos, así como los antecedentes familiares y personales del niño.

Durante el proceso de evaluación, se utilizan distintas fuentes de datos:

  • Pruebas estandarizadas y no estandarizadas
  • Observaciones clínicas
  • Entrevistas con padres y cuidadores
  • Informes escritos o entrevistas de otros profesionales que tratan y conocen al niño y a su familia (pediatra, psicólogo escolar, educador, trabajadores sociales, fisioterapeutas, etc.).

La aplicación de las distintas técnicas de valoración nos aportará información correspondiente al funcionamiento general y específico del niño, tanto a nivel físico, como mental y emocional. Esta información refleja no sólo las posibles limitaciones y déficits presentados por el niño, sino también el conjunto de sus capacidades y posibilidades.

¿De qué se encarga el servicio de terapia ocupacional?

El servicio de terapia ocupacional se encarga de la prevención, el diagnóstico funcional, el tratamiento y la investigación de las ocupaciones diarias en las diferentes áreas:

  • Cuidado personal (alimentación, vestido, baño, higiene)
  • Productividad (tareas relacionadas con las actividades preescolares y escolares)
  • Juego y esparcimiento (lúdicas), con el fin de incrementar la función independiente y mejorar el desarrollo de los niños que presentan dificultades en su desempeño diario, incluida la adaptación de las tareas y del entorno para alcanzar la máxima independencia y mejorar la calidad de vida

¿Cuánto dura el tratamiento con terapia ocupacional?

Las sesiones oscilarán entre 2 y 3 veces por semana, con una duración de 30–45 min para los niños menores de 3 años, y de 50min a partir de los 3 años.

Los métodos de intervención más utilizados son:

  • Bobath (neurodesarrollo)
  • Integración sensorial.
  • Terapia de juego.
  • Psicomotricidad.

¿Quiénes deben tomar terapia ocupacional?

Todo paciente con discapacidad física e intelectual, déficit cognitivos y sensoriales como en la enfermedad del trastorno del espectro autista o autismo.

Cualquier proceso patológico que cause daño cerebral adquirido como accidente cerebrovascular, traumatismos craneoencefálicos, lesiones medulares, enfermedades degenerativas.

El retraso del desarrollo psicomotor o neurodesarrollo en donde el niño no logra los hitos del desarrollo como sentarse, gatear, caminar, etc. Es también indicación de terapia ocupacional.

Llámanos, Nosotros Nos Encargamos Del Resto.

Haz tu cita hoy mismo para que te indiquemos qué opción es la mejor
Agenda Tu Cita