¿Qué es la neuropatía óptica?

El nervio óptico o segundo par craneal es el encargado de la transmisión del estímulo visual que, generado en la retina, llega a la corteza cerebral occipital para su procesamiento sensorial.

Su alteración funcional se caracteriza por:

  • Un déficit en la visión (disminución o pérdida de la agudeza visual, alteración en la visión cromática y defectos campimétricos)
  • Un defecto pupilar aferente
  • En algunos casos edema del nervio
  • Atrofia y palidez en el fondo de ojo.

Síntomas más importantes dentro de la neuropatía óptica

Los síntomas con los que se presenta incluyen :

  • Pérdida visual:

La pérdida visual por lo general es unilateral y puede variar entre muy leve a severa, incluyendo falta de percepción de la luz.

  • Discromatopsia

La visión del color y la sensibilidad de contraste pueden verse afectadas en forma desproporcionada.

  • Dolor periocular, especialmente al mover el ojo.

Más del 90% de los pacientes que desarrollan neuritis óptica refieren dolor periocular.

Los síntomas visuales pueden cambiar y puede observarse cualquier defecto en la capa de fibras nerviosas retinales.

Algunas características distintivas de la neuritis óptica “típica” son:

  • Pérdida visual unilateral de cualquier grado que se recupera con el tiempo
  • Dolor periocular no persistente o no severo
  • Ausencia de otros síntomas sistémicos.

El paciente también presenta una papila edematosa pero este no es un requisito absolutamente necesario para el diagnóstico, ya que dos tercios de los pacientes presentan neuritis retrobulbar con apariencia normal del nervio óptico.

Causas de la neuropatía óptica

Algunas causas importantes, se encuentran:

  • Neuromielitis óptica (NMO):

Esta variante de la neuritis óptica, también conocida como enfermedad de Devic, es una enfermedad autoinmune desmielinizante considerada diferente a la neuritis óptica “típica” asociada con la esclerosis múltiple en el sentido de que afecta principalmente al nervio óptico y a la médula espinal. En general tienen pérdida bilateral de la visión más severa, recurrente y con menor probabilidad de recuperación en comparación con la neuritis óptica típica.

  • Neuropatía óptica isquémica (NOI):

La neuropatía óptica isquémica (NOI) puede confundirse con la variante de la esclerosis múltipledebido a que generalmente se presenta con pérdida unilateral de la visión e hinchazón de la papila. Sin embargo, su comienzo característico se da a una mayor edad (> 50 años), no presenta dolor periocular con el movimiento ocular y el edema papilar es más severo y está asociado a hemorragias papilares.

  • Neuropatía óptica hereditaria:

Esta amplia categoría incluye diferentes trastornos heredados. La neuropatía óptica hereditaria de Leber (NOHL) es la más frecuente que puede simular la neuritis óptica desmielinizante.

  • Neuropatía óptica autoinmune:

La neuropatía óptica autoinmune aislada es diferente a la variante típica de la esclerosis múltiple y estas diferencias radican en una menor probabilidad de dolor como característica distintiva, mayor frecuencia de pérdida visual bilateral y mayor probabilidad de que se produzca aumento progresivo de la pérdida visual. Cerca del 80% de los casos se asocia a títulos de anticuerpos antinucleares y anticardiolipina positivos.

  • Neuropatías ópticas desmielinizantes recurrentes:

Este tipo de neuropatías ópticas se las puede dividir en neuritis óptica inflamatoria recurrente crónica (NOIRC) y neuritis óptica idiopática recurrente (NOIR). La NOIRC es una afección dolorosa y progresiva que parece tener recurrencia durante la reducción gradual de la corticoterapia.

Estudios de imagen y abordaje de la neuritis óptica

Uno de los estudios de mayor utilidad clínica para la neuritis óptica es la resonancia magnética orbitaria con contraste, ya que alcanza a mostrar un aumento en el tamaño en el 95% de los pacientes con diagnóstico eventual de neuritis óptica aguda.

Otros estudios, tales como los potenciales evocados visuales, los electrorretinogramas y la tomografía de coherencia óptica, pueden ayudar a distinguir entre las alteraciones del nervio óptico y de la mácula. Asimismo, algunos clínicos piensan que el análisis de líquido cefalorraquídeo con el fin de detectar la presencia de bandas oligoclonales es de utilidad, en tanto otros creen que la positividad para bandas oligoclonales solamente es probable en pacientes con lesiones en la resonancia magnética.

La neuritis óptica generalmente mejora por sí sola. En algunos casos, se utilizan medicamentos esteroides para reducir la inflamación del nervio óptico. Los posibles efectos secundarios del tratamiento con esteroides incluyen:

  • Aumento de peso
  • Cambios del estado de ánimo
  • Enrojecimiento facial
  • Malestar estomacal
  • Insomnio. 

El tratamiento con esteroides generalmente se administra por vía endovenosa (intravenosa). La terapia con esteroides intravenosos acelera la recuperación de la visión, pero no parece afectar la cantidad de visión que se recuperará para la típica neuritis óptica.

Cuando la terapia con esteroides fracasa y persiste la pérdida grave de la visión, un tratamiento llamado terapia de intercambio plasmático podría ayudar a algunas personas a recuperar la visión. Los estudios aún no han confirmado que la terapia de intercambio plasmático sea eficaz para la neuritis óptica.

Para la prevención de las recurrencias en estos enfermos sugiere que los inmunomoduladores como el interferón beta retrasan el diagnóstico clínico definitivo de esclerosis múltiple en pacientes con neuritis óptica y lesiones en la materia blanca según la resonancia magnética.

Llámanos, Nosotros Nos Encargamos Del Resto.

Haz tu cita hoy mismo para que te indiquemos qué opción es la mejor
Agenda Tu Cita