¿Cuál es el uso de la fisioterapia neurológica?

El objetivo de la fisioterapia neurológica, también conocida como rehabilitación física o neurorrehabilitación o rehabilitación neurológica, es tratar las secuelas de trastornos neurológicos como un infarto cerebral, un traumatismo craneoencefálico o parálisis cerebral.

Son una serie de ejercicios y terapias aplicadas con el objetivo de mejorar la fuerza, coordinación y balance, desarrollo motor y control de movimiento y así poder recuperar la funcionalidad del cuerpo.

¿Cuándo se requiere de fisioterapia neurológica?

Tal vez habrás escuchado que cuando una neurona se muere no hay forma de que se regenere. Eso es cierto, sin embargo, no quiere decir que la función que hacía esa neurona tampoco pueda regenerarse. Cuando una neurona tiene una lesión lo suficientemente importante ésta pierde su función, ocasionando un déficit neurológico según el área cerebral afectada.

Por ejemplo, si hay una lesión en la región temporal del hemisferio izquierdo puede haber una alteración del lenguaje, si la lesión es en la región occipital puede haber alteraciones visuales ya sea una ceguera cortical o problema para reconocer objetos o personas. 

Algunas de las enfermedades neurológicas o daño cerebral adquirido que pueden ocasionar la muerte neuronal de una región del cerebro son:

  • Accidente cerebrovascular. Se puede considerar la principal causa de déficit neurológico. Esto sucede cuando hay una obstrucción en una arteria cerebral por un coágulo, ocasionando que no llegue sangre a las neuronas y, por lo tanto, se mueren al no recibir oxígeno ni los nutrientes esenciales para sobrevivir.

Como ya mencionamos, según el área afectada es el déficit neurológico que se va a presentar, siendo los más comunes debilidad de un brazo, una pierna o toda la mitad del cuerpo, y problemas de lenguaje (para entender o expresarse).

  • Hemorragia cerebral. Suelen ocurrir por un pico de hipertensión arterial o traumatismo craneal. Al haber un sangrado importante se lesionan las neuronas del área afectada.
  • Enfermedad de Parkinson. Se trata de una enfermedad neurodegenerativa que consiste en la muerte de neuronas dopaminérgicas en la sustancia negra a nivel del mesencéfalo.

Se caracteriza por movimientos lentos, rigidez y temblores, que con el tiempo van empeorando ocasionando también un trastorno de la marcha. Esta enfermedad se trata con medicamentos, pero es importante recibir terapia adyuvante con terapia física para poder mejorar la movilidad.

  • Traumatismo craneal. Cuando una lesión en la cabeza es moderada o severa, puede ocasionar un déficit neurológico según el área del cerebro afectada. Esto puede ocurrir por un accidente automovilístico, caídas con impacto de alto riesgo o lesiones directas al cráneo como un golpe.
  • Esclerosis múltiple. Se considera una enfermedad autoinmune caracterizada por lesiones inflamatorias en el cerebro y/o médula espinal. Se trata de una enfermedad que suele presentarse en mujeres jóvenes y se presenta en la mayoría de las veces como alteraciones sensitivas o debilidad de alguna parte del cuerpo.

Se requieren medicamentos para disminuir la inflamación y para prevenir la aparición de nuevas lesiones, sin embargo, cuando éstas se presentan pueden dejar secuelas que requieren de terapia física para recuperar la función que se tenía.

¿En qué consiste la fisioterapia neurológica?

La clave de cómo funciona la fisioterapia neurológica es la plasticidad cerebral. Consiste en generar nuevas vías de comunicación entre las neuronas para recuperar la función que se tenía. Es como si hubiera una piedra en el camino que impide continuar el paso, por lo que se crea un camino adyacente para rodear la piedra y continuar el camino. 

Al realizar la rehabilitación se entrena al cerebro para que pueda volver a funcionar como antes. Esto ocurre mediante ejercicios de repetición (parte fundamental del aprendizaje), repitiendo ejercicios una y otra vez para enseñarle nuevamente al cerebro como debe funcionar para recuperar la sensibilidad, movilidad, coordinación y equilibrio.

La neurorrehabilitación es un proceso que lleva tiempo, por lo que no verás cambios de la noche a la mañana, sino con el paso del tiempo en un periodo de semanas a meses. Se requiere tiempo para que las neuronas encuentren nuevas formas de comunicarse entre sí. 

La fisioterapia neurológica es un proceso personalizado ya que la causa que ocasionó la lesión cerebral, así como el área afectada son muy diferentes entre una persona y otra. Es por eso que se requiere una atención personalizada para que el fisioterapeuta pueda crear un plan de rehabilitación acorde a las necesidades de la persona.


Llámanos, Nosotros Nos Encargamos Del Resto.

Haz tu cita hoy mismo para que te indiquemos qué opción es la mejor
Agenda Tu Cita