Componentes de la Escala de Disfagia de Gugging (GUSS)

La disfagia (del griego dys –dificultads– y phagein –comer–) se define como la sensación de dificultad para deglutir. Es un síntoma que expresa la incapacidad para hacer progresar con normalidad el contenido de la boca hasta el estómago. Incluye tanto la incapacidad para iniciar la deglución, como la sensación de que el material deglutido queda retenido en el esófago.

¿Qué causa la disfagia?

El mecanismo orofaríngeo de la deglución (paso del alimento desde la faringe al esófago, coincidiendo con la relajación coordinada del esfínter esofágico superior), seguido de las contracciones peristálticas del cuerpo esofágico, suele transportar el bolo alimenticio desde la boca al estómago en unos 10 segundos. Si estas contracciones ordenadas no tienen lugar o no avanzan, un bolo alimenticio ingerido puede no abandonar el esófago, con la consiguiente acumulación, distensión y malestar.    

¿Cómo podemos abordarla?

La evaluación de la disfagia comprende varias etapas que seguirán el siguiente orden: entrevista con el paciente, cribado o screening, evaluación clínica y pruebas complementarias. Las tres primeras etapas de la evaluación son competencia del logopeda, mientras que las pruebas complementarias deben ser realizadas por un médico.  

Después, resulta útil realizar un cribado mediante la más importante es:

  • GUSS (Gugging Swallowing Screen):

Corresponde a una herramienta de tipo screening, su propósito es evaluarla presencia o ausencia de la capacidad de deglución de saliva, texturas semisólidas, líquidas y sólidas.

Su objetivo es determinar la presencia de la disfagia o identificar los procesos de la deglución. Estableciendo un grado de severidad de disfagia, y el riesgo que puede presentar el usuario. Se recomienda que el evaluador cuente con conocimientos del área de Neurorrehabilitación.

La escala GUSS se divide en dos etapas:

1. Evaluación preliminar o indirecta; consta de una prueba de deglución indirecta. Constituye vigilancia, tos y deglución de la saliva.

Se encuentra la “investigación preliminar”, una vez iniciada la evaluación se debe de realizar cada una de las subpruebas de manera secuencial. En esta sección se debe verificar el estado, mecanismo de protección y signos del usuario en donde se evalúa:

2.  La prueba de deglución directa consta de 4 subpruebas.

Se realizan secuencialmente, comenzando con consistencias de tipo semisólidas, a continuación, texturas líquidas y por último sólidas. Incluyendo tres parámetros: tos involuntaria, sialorrea y cambios de voz.

¿Qué utilidad tiene la Escala de Disfagia de Gugging en la neurorehabilitación?

La Escala de Disfagia de Gugging (Gugging Swallowing Screen, GUSS) es una herramienta valiosa en la neurorehabilitación, especialmente para la evaluación y manejo de pacientes con disfagia. La disfagia, o dificultad para tragar, es una condición común en pacientes con afecciones neurológicas como accidentes cerebrovasculares (ACV), esclerosis múltiple, parálisis cerebral, y otros trastornos neurológicos. A continuación se detallan las utilidades de la Escala de Disfagia de Gugging en este contexto:

Evaluación Rápida y Eficaz

La GUSS permite una evaluación rápida y precisa de la capacidad de deglución del paciente. Esto es crucial en un entorno de rehabilitación, donde el tiempo y la precisión son fundamentales para planificar un tratamiento adecuado.

Prevención de Complicaciones

Una evaluación precisa con la GUSS ayuda a identificar el riesgo de aspiración, que puede llevar a complicaciones graves como la neumonía por aspiración. Al detectar problemas de deglución temprano, se pueden implementar medidas preventivas para evitar estas complicaciones, mejorando así la seguridad del paciente.

Planificación del Tratamiento

Los resultados obtenidos con la GUSS permiten a los profesionales de la salud diseñar un plan de tratamiento individualizado. Este plan puede incluir:

  • Terapia de Deglución
  • Modificaciones Dietéticas
  • Técnicas Compensatorias

Monitorización de Progresos

La GUSS puede ser utilizada periódicamente para monitorear el progreso del paciente. Esto permite ajustar el plan de tratamiento según sea necesario y medir la efectividad de las intervenciones implementadas.

Educación del Paciente y la Familia

Utilizar la GUSS también puede ser una herramienta educativa para el paciente y su familia. Al entender mejor las dificultades específicas de deglución y las estrategias para manejarlas, los pacientes y sus cuidadores pueden colaborar más eficazmente en el proceso de rehabilitación.

Llámanos, Nosotros Nos Encargamos Del Resto.

Haz tu cita hoy mismo para que te indiquemos qué opción es la mejor
Agenda Tu Cita