¿Cómo se realiza la fisioterapia neurológica?

Se realiza mediante una consulta con un neurólogo neurorehabilitador, quien realizara una historia clínica y exploración física, y de ser necesario solicitará estudios de neurofisiología como Velocidades de conducción nerviosa (VCN), electromiografía (EMG) o potenciales evocados para realizar un diagnóstico.

Una vez teniendo el diagnostico se realizará una estrategia terapéutica personalizada basada en la lesión o las lesiones que pueda presentar el paciente. Mediante la evaluación física inicial se podrá obtener información sobre el estado de fuerza, debilidad, coordinación, marcha, espasticidad, equilibrio, entre otros aspectos, que permitirán definir qué tipo de terapia puede resolver las necesidades específicas del paciente.

¿Qué es la Fisioterapia Neurológica?

La Fisioterapia o rehabilitación neurológica es una especialidad de la fisioterapia que se ocupa del tratamiento especializado en las lesiones del Sistema Nervioso que pueden afectar al movimiento, la postura o funcionalidad de un adulto o un niño. La fisioterapia neurológica es muy útil para lograr una mejoría en la función motora, mejorar la calidad de vida e incluso ayuda al manejo del dolor.

La terapia física o fisioterapia, es un método de recuperación, una parte fundamental del proceso de rehabilitación después de una lesión grave. Si bien los detalles de la rehabilitación dependerá de objetivos individuales, los fisioterapeutas han puesto vital atención en este proceso. Un fisioterapeuta puede ayudar al paciente a formular objetivos apropiados a su estilo de vida. La rehabilitación sirve para ayudar a los pacientes a regresar a su estado anterior o para mejorar su condición tanto como sea posible después de una enfermedad o lesión que ha causado dificultades físicas de un tipo u otro.

¿En quienes está indicada la fisioterapia neurológica?

Está indicada para pacientes que hayan sufrido un daño cerebral o medular para el tratamiento de las alteraciones o secuelas de los trastornos neurológicos como los siguientes:

  • Parálisis Cerebral Infantil
  • Espina bífida 
  • Daño cerebral adquirido (ICTUS, accidente cerebrovascular, traumatismo craneoencefálico)
  • Enfermedades neurodegenerativas (Esclerosis Múltiple, Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), Enfermedades Neuromusculares, enfermedad de Parkinson) 
  • Ataxia
  • Diferentes síndromes: síndrome de Down, síndrome Angelman, síndrome Wolf Hirschhorn,etc.
  • Periféricas: Amiotrofia espinal infantil, parálisis del plexo braquial, parálisis de nervios periféricos 

El daño cerebral innato o adquirido en un niño, joven o adulto se puede manifestar como:

  • Tetraplejia o Tetraparesia
  • Diplejía o diparesia • Hemiplejía o hemiparesia 
  • Ataxia 
  • Retraso en desarrollo psicomotor
  • Disminución de equilibrio
  • Hipotonía 

¿En qué difiere la neurorehabilitación del paciente pediátrico y del adulto?

Una de las primordiales características en la que difiere el tratamiento fisioterapéutico de personas adultas al de los niños, es que los niños están en el proceso de desarrollo madurativo. Es decir, la capacidad adaptativa del sistema nervioso que permite crear nuevas conexiones para solucionar o contrarrestar los efectos que una lesión puede causar, es más elevada en el niño que en el adulto. Por ello, es importante saber acompañar y potenciar este desarrollo de una manera determinada y favorable.

¿Qué problemas suele tener una persona con daño cerebral? 

• Dificultades motoras: sujeción de la cabeza, cambios posturales, sentarse, mantenerse de pie, caminar, etc. 

• Problemas en tareas como vestirse, prepararse la comida, otras actividades de la vida diaria, etc. 

• Rigidez muscular o flacidez

• Deformidades osteoarticulares: subluxaciones, luxaciones, escoliosis, etc.

• Retracciones musculares-tendinosas y capsulares-articulares • Alteraciones sensoriales: habla, visuales y/o auditivas

• Trastornos sensitivos

• Crisis epilépticas

• Problemas de equilibrio, de la marcha

• Problemas de organización del esquema corporal y en la orientación temporal y espacial 

• Déficits cognitivos de diferentes intensidades

¿Cuáles son los objetivos de fisioterapia neurológica? 

El objetivo principal de la fisioterapia neurológica es conseguir la máxima funcionalidad y/o la prevención de su deterioro en las actividades de la vida diaria. Por eso es tan importante la recuperación del movimiento funcional a través de un trabajo específico de normalización del tono muscular y la sensibilidad, mejora de equilibrio o reeducación de la marcha. 

¿Cuáles son los beneficios que aporta la fisioterapia neurológica?

• Mejora el control postural y los movimientos selectivos 

• Mejora el equilibrio y la marcha

• Da mayor estabilidad 

• Ayuda en la recuperación de autonomía en las actividades de la vida diaria

• Disminuye la espasticidad, los temblores y la fatiga

• Normaliza el tono muscular partiendo de la hipotonía o hipertonía

• Favorece la corrección de deformidades posturales y articulares 

• Mejora la fuerza muscular residual.

Llámanos, Nosotros Nos Encargamos Del Resto.

Haz tu cita hoy mismo para que te indiquemos qué opción es la mejor
Agenda Tu Cita